Causas y tratamiento de la conjuntivitis alérgica

Seguro que muchos de vosotros estáis familiarizados con algunos de los síntomas que vamos a describir a continuación: ardor y enrojecimiento de los ojos, lagrimeo, hinchazón en los párpados… estas son las señales más habituales de que estamos pasando por un episodio de conjuntivitis alérgica .

Ésta afección ocular se produce cuando un agente externo (generalmente) inflama la conjuntiva. La conjuntiva es una membrana que cubre el globo ocular y que ayuda a lubricarlo. Precisamente por su exposición a agentes externos, la conjuntiva es más susceptible a sufrir reacciones como alergias o inflamaciones.

 

Causas de la conjuntivitis alérgica

Los ojos expuestos a agentes agresores externos (polen, polvo, moho, pelo de animales, sustancias químicas…) responden mediante la liberación de histamina. La reacción de enrojecimiento de los vasos sanguíneos del ojo, el picor o la hinchazón de los párpados no se hace esperar.

La conjuntivitis alérgica suele ser hereditaria y, en este sentido, aparecer en brotes agudos (en función de circunstancias concretas) en diferentes épocas del año. Del mismo modo, los síntomas pueden empeorar, para la persona afectada, en ciertas épocas del año, sobre todo en primavera y verano.

Por regla general, las mañanas de los días secos y ventosos suelen ser peores para las personas que presentan este problema, ya que la concentración de polen y polvo en suspensión suele ser mayor y, además, el viento ‘ayuda’ a que estos agentes agresores se desplacen.

 

Tratamiento de la conjuntivitis alérgica

Generalmente, de cara al tratamiento de la conjuntivitis alérgica no se suelen hacer pruebas específicas para determinar el agente que produce la reacción. Esto se debe a que, independientemente de que la causa sea el polen, el pelo de animales o el polvo, el tratamiento suele ser el mismo.

El especialista, una vez analizado el caso concreto del paciente, puede recomendar antihistamínicos por vía oral, gotas lubricantes o antihistamínicas. Del mismo modo, en caso de que la conjuntivitis alérgica se produzca con enrojecimiento de los párpados, se pueden aplicar compresas húmedas frías sobre los ojos, para calmar la sensación de ardor.

El tratamiento suele hacer desaparecer los síntomas, si bien la mejor estrategia pasa por evitar la exposición a los agentes externos que provocan la alergia. Si deseas productos para la salud ocular, en nuestra tienda online contamos con diferentes soluciones y líquidos. No dudes en consultarnos cualquier duda que tengas.

Con E-lentillas siempre tendrás
garantía de satisfacción