¿Qué es el blefaroespasmo?

El Blefaroespasmo es una de las enfermedades o dolencias oculares más comunes. En este sentido, nos encontramos ante un funcionamiento anómalo de los párpados, cuyos músculos reaccionan y se contraen de manera incontrolada e involuntaria.

Las contracciones y espasmos en el párpado se producen, generalmente, en el superior y, asimismo, pueden ir acompañados de fotofobia o episodios de visión borrosa.

 

Causas del blefaroespasmo

El Blefaroespasmo, si bien no suele presentar una gravedad importante, suele ser muy molesto para la persona que lo padece. Hay una serie de causas que motivan la aparición de este problema ocular:

- Cansancio extremo.

- Consumo de sustancias excitantes (cafeína, teína…).

- Ansiedad.

Normalmente aparece en contextos de estrés laboral o personal, en los que estamos sometidos a situaciones que nos hacen estar más excitados y nerviosos de lo que es habitual. Por suerte, los blefaroespasmos suelen remitir y desaparecer en la medida que lo hacen las causas externas que motivan este nerviosismo.

 

Síntomas del blefaroespasmo

El blefaroespasmo se presenta habitualmente de manera súbita. Por lo tanto, los primeros de los síntomas suele ser los más obvios, y no son otros que las contracciones y espasmos del párpado superior. La visión borrosa y brumosa o una excesiva sensibilidad a la luz suelen ser otras de las sensaciones que acompañan a las contracciones, si bien en este último caso (la fotosensibilidad) la respuesta anómala a la luz puede ser la propia causa del blefaroespasmo.

Asimismo, en ocasiones el escozor en los ojos o un parpadeo irregular (sin llegar a ser espasmódico) pueden anticipar la situación.

 

Tratamiento del blefaroespasmo

Como te decíamos anteriormente, el blefaroespasmo se presenta de forma súbita y desaparece de la misma manera en la que vino. Para evitar estas molestas contracciones se puede reducir el consumo de cafeína y otras sustancias excitantes, tratar de descansar más y evitar las situaciones potencialmente estresantes.

Asimismo, cuando los espasmos y contracciones vienen acompañados o precedidos por enrojecimiento o picor en los ojos, las gotas oftálmicas pueden reducir esta incómoda sensación.

Con E-lentillas siempre tendrás
garantía de satisfacción