¿Qué es y cómo se trata la fotofobia?

La fotofobia no es otra cosa que una intolerancia a la luz de todo punto anómala. En este sentido, las personas que padecen fotofobia sienten una molestia, más o menos intensa, cuando se encuentran junto a una fuente de luz. Muchas personas que padecen fotofobia tienen una óptima salud ocular. Y es que la intolerancia a la luz no está siempre relacionada con una dolencia. Sin embargo, sí que hay otras dolencias o situaciones concretas que pueden motivar la fotofobia:

- Lesiones en el iris.

- Úlceras y abrasiones en la córnea.

- Glaucoma.

- Consumo de estupefacientes.

- Meningitis.

- Periodos de postoperatorio tras una cirugía ocular.

- Mal uso de las lentillas.

 

¿Cuándo ha de preocuparnos la fotofobia?

Muchos de nosotros sufrimos o hemos sufrido episodios de fotofobia. Incluso para aquellas personas que padecen intolerancia a la luz de manera recurrente, como te hemos dicho, la situación no tiene que ser necesariamente preocupante. La fotofobia, sin embargo, debería preocuparnos si se dan una serie de circunstancias:

- La más mínima cantidad de luz provoca molestia.

- Se precisa el uso de gafas de sol en todo momento, incluso cuando la persona está en recintos cerrados.

- El dolor que provoca la luz es muy intenso.

- La fotofobia se acompaña de dolores de cabeza, picor intenso de ojos, enrojecimiento…

Es muy importante que, antes de acudir a su especialista, la persona recoja, con el máximo detalle que sea posible, todas las cuestiones relativas al proceso de intolerancia a la luz que padece: ¿cuándo comenzó?, naturaleza del dolor experimentado, momentos del día en los que la fotofobia es más intensa, ¿la desencadena la luz natural o también se sufre en lugares cerrados?, ¿va acompañada de otros síntomas?...

Las personas albinas o aquellas que padecen daltonismo es habitual que tengan, en mayor o menor medida, fotofobia. Si experimentas alguno de los síntomas antes descritos y si la intolerancia a la luz que padeces se extiende durante mucho tiempo, desde e-lentillas te recomendamos acudir a tu especialista, para que realice las pruebas pertinentes y descarte afecciones más graves.

Con E-lentillas siempre tendrás
garantía de satisfacción